articulo3Un procedimiento utilizado en la industria alimentaria para la conservación de los alimentos puede aplicarse al tratamiento de las bacterias resistentes a los antibióticos en el futuro.
 
Con este método, científicos del Massachusetts General Hospital de Boston (EE. UU.) pudieron reducir de manera significativa la presencia de bacterias de heridas por quemadura en ratones. El estudio se presentó en "Technology".
 
Para el estudio, los investigadores aplicaron cepas de A. baumannii resistentes a múltiples fármacos a pequeñas quemaduras de tercer grado en la espalda de ratones anestesiados. Una vez que las pruebas de imagen confirmaron la infección, la herida se trató con un campo eléctrico generado colocando dos electrodos.
 
Los animales recibieron entonces dos tratamientos de 40 pulsos a un intervalo de cinco minutos, uno con 250 V/mm y el otro con 500 V/mm. Inmediatamente después del tratamiento, y tres horas más tarde, la herida volvió a examinarse con tecnología de imagen. Aunque la segunda medición reveló un ligero aumento del crecimiento bacteriano posterior, el resultado global demostró una reducción significativa de los niveles de bacterias. En el grupo de 250 V/mm, los patógenos se redujeron en 500 veces y en el grupo de 500 V/mm llegaron a reducirse incluso en 10.000 veces.
 
"Las tecnologías disponibles en la actualidad no han podido resolver el problema de las infecciones de las heridas por quemadura resistentes a múltiples fármacos", declaró el autor principal Martin Yarmush. Es necesario estudiar los campos eléctricos pulsados en mayor profundidad, pero podrían representar un método de desinfección sin productos químicos, afirmó.
 
FUENTE: UNIVADIS