medicos03

Lecciones de los países que progresan con rapidez

Resumen

Se estima que la cobertura universal de las intervenciones esenciales reduciría las muertes neonatales en un 71%, sería beneficiosa para las mujeres y los niños después del primer mes y reduciría la mortinatalidad. Sin embargo, la tasa de cobertura de los paquetes con un mayor efecto (atención perinatal, atención a los recién nacidos pequeños y enfermos), que constituyen los marcadores más sensibles del funcionamiento del sistema de salud, es baja y no equitativa. En ocho de los 13 países con un mayor índice de muertes neonatales (55% de todo el mundo), llevamos a cabo una evaluación sistemática de los escollos para la atención sanitaria materna y neonatal esencial en la que intervinieron más de 600 expertos. De los 2465 escollos identificados, se hallaron restricciones comunes a todos los países con más problemas, relacionadas especialmente con el personal, la financiación y la administración de servicios en el ámbito sanitario. No obstante, los escollos para intervenciones concretas podrían diferir entre sistemas de salud parecidos. Por ejemplo, la puesta en marcha del método canguro se consideró complicada en los cuatro talleres de países asiáticos, pero los encuestados de los cuatro países africanos la vieron como un aspecto factible de la atención a prematuros. Si todos los países con más problemas alcanzaran las tasas de mortalidad neonatal de los países que progresan con más rapidez en su región, el objetivo de la mortalidad de diez por cada 1000 nacimientos vivos para 2035 recomendado en esta serie y en el Every Newborn Action Plan se cumpliría con creces. Por tanto, examinamos los países de rápido progreso para identificar estrategias dirigidas a reducir la mortalidad neonatal. Detectamos varios factores clave: (1) planificación de personal para aumentar el número de profesionales y actualizar las habilidades específicas para la atención durante el parto y a los recién nacidos pequeños y enfermos, las tareas compartidas, los incentivos para los profesionales sanitarios del ámbito rural; (2) medidas de protección económica, como la ampliación del seguro sanitario, las transferencias condicionadas de efectivo y la financiación basada en los resultados; y (3) liderazgo dinámico que incluye innovación y empoderamiento social. A partir de la serie de Lancet de 2005 sobre supervivencia neonatal y de la presente serie, Every Newborn, proponemos un proceso dirigido por los países y basado en datos para perfeccionar los planes de salud nacionales, aprovechar las oportunidades para abordar el desfase cualitativo en la atención durante el parto y de los recién nacidos pequeños y enfermos y ampliar sistemáticamente la atención para llegar a todas las madres y recién nacidos, especialmente a los más pobres.

FUENTE: UNIVADIS